NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

lunes, febrero 22, 2010

El shock y el yo

Apenas surgió Google Buzz, se originó un diálogo muy interesante en un grupo, gracias a la invitación de Gustavo, un amigo de México.

Pongo una parte de ese diálogo (la que me corresponde... con permiso de Gustavo)

Marcial:
Permiso... me meto un poco en esta discusión/análisis/diálogo/investigación (según como lo tome cada uno)

El tema es muy interesante... respecto a que Krishnamurti decía que el pensamiento crea al pensador, uno puede experimentarlo por sí mismo. Al detenerse el pensamiento por la razón que sea, tanto por las buenas (éxtasis de algún tipo) como por las malas (shock, dolor) las actitutes "personales" del "personaje" simplemente desaparecen.

Cuando estamos muy enamorados, o muy dolidos, no hay espacio para chistes sobre nuestro "yo", simplemente porque "no estamos".

Una experiencia extraña q me tocó vivir al respecto fue un estado de extremo cansancio en la suba de una montaña con una mochila muy pesada. Me adelanté al grupo y decidí dormir los 20 minutos que tardarian ellos en llegar.
Cuando llegaron, desperté (para mí habian pasado 2 segundos) y estaba en un estado luminoso, sin nadie, sin pensamientos, ni recuerdos. Como si acabara de nacer en ese mismo momento.

Poco a poco los pensamientos, como un tsunami, volvieron, y apagaron ese estado vasto y libre.

Gustavo:
Marcial: no entiendo bien el segundo párrafo. También, la experiencia que describes es bella! Yo quiero mas de esas experiencias regeneradoras y energetizantes.

Marcial:
Gustavo, algo muy intenso, sea de placer o dolor, paraliza el pensamiento secuencial. Más secuencial es el pensar, más fuerte es el "yo" y otras imágenes. El shock placentero-doloroso deja al pensamiento andando en ráfagas, y entonces el "yo" con todas sus cosas graciosas y pintorescas, simplemente no tiene tiempo de formarse.
En ausencia del yo, existe la seriedad de la existencia. Hay libertad, pero no hay nadie que esté libre. Existen emociones, el cuerpo sigue allí, incluso el cerebro con las células que contienen la información del yo sigue ahí, pero no interfieren con un estado libre que es interior y exterior a la vez.
Ahora bien, esta descripción, nos sirve de algo?