NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

martes, agosto 29, 2006

Krishnamurti, Israel y los lobos

Una amiga mía me mostró hoy un libro fabuloso, "Crónicas desde la cocina - 1001 comidas con Krishnamurti" de Michael Krohnen.
Comencé a hojearlo con avidez, comenzando por las fotos (únicas)
Luego, a los minutos nomás, descubrí el siguiente texto:

A mitad de la semana y antes de que dieran comienzo las charlas, tuvimos un almuerzo al que sólo acudimos siete comensales. Ese día hablamos de Hitler, Mussolini y Stalin, y de sus regímenes totalitarios, culpables de muchos y muy terribles crímenes contra la humanidad. Alguien dijo entonces: - El peor crimen de la historia de la humanidad debe haber sido el Holocausto, en el que miles de judíos y otras personas inocentes se vieron sistemáticamente exterminadas en los campos de concentración de la Alemania nazi. Krishnamurti rara vez estaba dispuesto a convertir a alguien en un chivo expiatorio, porque estaba asentado en el momento presente y, en consecuencia, tenía una visión global de las cosas. Pero hoy en día - dijo - también ocurren cosas terribles. Hoy en día siguen existiendo campos de concentración. Los alemanes no son los únicos en haber provocado un Holocausto porque, como ustedes saben, en la actualidad hay holocaustos similares en Camboya, Africa, Rusia y China. Es cierto que los alemanes exterminaron a seis millones de judíos, pero también lo es que actualmente se sigue torturando y asesinando, ante nuestra indiferencia, a millones de personas en nombre de cuestiones ideológicas. Tampoco deben ustedes olvidar su propio holocausto que acabó con exterminación de los pieles rojas. ¡Afronten eso, señores! La conversación derivó entonces hacia los conflictos que por aquel entonces asolaban el mundo: Irán e Iraq, Irlanda del Norte y el Líbano. Entonces hubo quienes criticaron al Gobierno israelí por la política represiva con que trataba al pueblo palestino. Pero Krishnamurti, como solía hacer, defendió incondicionalmente a Israel y respondió:
- No, señor. ¿Qué puede hacer Israel? Se encuentra entre la espada y la pared. Está rodeada de lobos y de espaldas al mar. ¿Qué es lo que tiene que hacer? No tiene más alternativa que defenderse. No, por favor, deben ustedes ver toda la situación completa.


Este texto me dió una gran alegría.
Sucede que siempre he sentido una profunda simpatía por Israel, y siempre he admirado sus luchas, así como sus experimentos sociales, sus logros, en fin...
En un país tan anti americano-israelí y pseudo izquierdista como Argentina, esto siempre me ha traído problemas e interminables discusiones acerca de quién está en lo correcto en Oriente Medio.
Nunca imaginé que Krishnamurti hubiera opinado sobre el tema. Si me lo hubieran dicho, pensaría que diría algo relacionado a "mirar la propia violencia" etc... pero esto fue una total sorpresa.

K dice aquí algo muy parecido a lo que dijo el Buddha, con el diálogo con Simha, el general, sobre la validez de la enfrentar la agresión en caso de que no haya otra salida.






Tags Technorati:




sábado, agosto 12, 2006

Visitas Uranianas

Vinieron a visitarnos dos mujeres, madre (S) e hija (F). Difícilmente pueda haber personas más uranianas/galácticas que ellas. Nos conocíamos desde hace más de 20 años, pero nunca se había dado la oportunidad de hablar.
Como siempre que sucede cuando se encuentran los uranianos, el reconocimiento mutuo es tan rápido que a la media hora ya estábamos hablando de cosas profundas que por ahí - como dijo S. - muy rara vez se comparten con otras personas.
Eran uranianas aisladas, sin un buen conocimiento de su condición, lo que les había traído un sinnúmero de problemas en cuanto a lo social, lo económico e incluso en lo espiritual.
Hablamos de muchas cosas, sobre todo del proceso de mutación de la humanidad.
Les expliqué mi punto de vista; es decir, la analogía de los uranianos con los ojos (todo el resto del cuerpo ve a través de un pequeño grupo de células, asimismo, a través de los uranianos todo el resto de la humanidad ve las realidades sutiles).
También hablamos sobre de la existencia de un "plan" o algo así, en el sentido de que nuestra evolución está siendo dirigida.
Y llegamos a un tema interesante: esta mutación, ¿sucede también a nivel biológico, o es meramente psicológica?
Todas las personas que conocí, que hayan pasado por la experiencia de "la energía" (como lo llamamos nosotros; Krishnamurti le decía "lo otro", o "la presencia") siempre hemos sentido - durante la experiencia - "algo" en la zona que va desde los hombros hasta la cabeza, pasando por el cuello, la zona de atrás de las orejas, la nuca, etc.
Es un algo que puede ser definido como cosquilleo, intensidad, tensión sutil, energía... en fin.
¿Es posible que durante esas experiencias estén sucediendo mutaciones biológicas-energéticas en nosotros?
Yo creo que sí, absolutamente.
No creo que pueda haber una mutación en niveles sutiles sin una previa o simultánea mutación en los niveles más densos.
Es interesante observar que estas sensaciones no aparecen en el estado de "vacío", es decir, aquellos estados de claridad en donde uno se conecta con una Gran Mente que está por debajo de las apariencias físicas.
Sólo aparece en esos sagrados momentos en que el vacío "está lleno".
S. había tenido multitud de diferentes experiencias energéticas, pero de éstas sólo había tenido unas pocas, quizás 4 o 5. Con todo, habían sidos muy intensas y significativas; dijo que cuando las recordaba solía conmoverse hasta las lágrimas.

S. había tenido la intención de comenzar una comunidad en los Andes mucho antes de saber de mi teoría de que será en los Andes Centrales donde comenzarán a formarse núcleos uranianos. Ella siente, como yo, el llamado de las altas montañas, esos espíritus inmensos, poderosos, celestiales.
Hablábamos de los Espíritus del Mar, de los Bosques, y de las Montañas con la naturalidad de quienes hablan de viejos parientes conocidos. Nuestra percepción de esas entidades era exactamente la misma.
El Sagrado Mar, ante quien Krishnamurti bajaba levemente la cabeza cuando llegaba a la playa, es inmenso e imponderable, y asi también los Espíritus de los Bosques (también K solía detenerse al borde de un bosque para "ver si era bien recibido" antes de entrar)
Pero los Espíritus de las Montañas son otra cosa...

Es muy lindo compartir estas cosas.
Los "normales" viven en un mundo artificial, sin siquiera conocer de nombre a estas entidades. Son huérfanos de los Espíritus de la Tierra, han crecido en un universo donde todo es por azar o por capricho de un dios miserable, irascible y vengativo, donde todo se debe lograr por el esfuerzo propio, en contra de los deseos de los demás... ¿cómo no van a ser crueles?

Les presenté a los árboles del jardín, donde milagrosamente crecen los Hongos (no son comunes por aquí) y hablamos de muchas cosas más, incluyendo las nuevas formas de Arte que vendrán, la relación con las energías sutiles y densas, el cuidado de las nuevas generaciones de uranianitos (la hija tiene un hijo precioso que ya tiene todas las señales de ser uno de nós)

¡Que importante es que los mutantes se junten!
Es algo bueno para todos, sin excepción.


Tags Technorati



miércoles, agosto 09, 2006

Un lindo link...

Alguien que consultó al I Ching de los Caminantes puso una frase del hexagrama que le salió sobre la foto de un convento de monjas, y la verdad, el resultado me encantó... y me anima a seguir escribiendo.
La frase en cuestión es:

Nada puede oponerse
ante quien tiene la mente
y el corazón unidos
Alguien así es como
una brisa que atraviesa
el corazón de las montañas

A veces uno dice o escribe cosas inadvertidamente, y luego, cuando vuelven, tienen un sentido completamente distinto para quien lo dijo o escribió.




Justo hace un rato, haciendo la caminata de la tarde, pensaba que tendría que seguir con la versión lunar del I Ching de los Caminantes, y ahora encuentro esto...
¿casualidad?

Siempre que me ocupé de estudiar o de escribir el I Ching, cosas como éstas pasaron...

Tags Technorati